¿Informar, formar y entretener?

// // Leave a Comment
A veces una se para a pensar los mensajes que van dejando los diferentes programas de televisión y llega a conclusiones que no le gustan. Es el caso, por ejemplo, de los programas de talentos que surgen por doquier: cantantes, bailarines, ahora también tatuadores o maquilladores tienen versiones de Tu sí que vales. Y los concursantes son totalmente pasivos y obedientes, los jueces constituyen una autoridad a la cual nadie cuestiona; concursantes y espectadores se rinden ante la sabiduría de los mismos. Igualmente, los jueces tratan a los concursantes con condescendencia y como si fueran niños malcriados a los que hay que educar. Mucho se ha dicho que la escuela servía para formar a trabajadores obedientes y sumisos, ¿se estará sumando la televisión a esa tarea?


0 comentarios:

Publicar un comentario