El cameraman: ahora también protagonista

// // Leave a Comment
No para todos los Grandes documentales de La 2 sirven para conciliar el sueño después de comer, también hay quien, en mayor o menor medida, les echa un ojo de cuando en cuando. Es mi caso y, gracias a eso me he dado cuenta de una creciente tendencia que me ha llamado mucho la atención. De alguna forma, también llega el amarillismo a los documentales de animales. Por un lado, y esto no es solo idea mía, ya hay muchas asociaciones de animales que se quejan de ello: se habla de los animales como si fueran personas, como si tuvieran sentimientos para enganchar al espectador con el lagrimeo cuando el pequeño Simba pierde a su mamá. Pero, por otro, cada vez más los cámaras; las personas que graban los documentales se convierten en protagonistas. Ya no vale solo grabar al oso, sino que se reitera en como esta persona, cámara en mano, ha forjado una amistad con el oso Alfonso que marcará la vida de los dos para siempre. Nunca imaginé que el Aquí hay tomate expandiría de tal forma sus fronteras…


0 comentarios:

Publicar un comentario