¿El fin de las pizarras?

// // 2 comments
No pretendo ni mucho menos vaticinar el fin de las pizarras, nada más lejos, sino, simplemente, hacer reflexionar sobre la importancia de este soporte en la docencia y el actual power point

Cada vez es más habitual (aunque, como siempre, dependiendo por zonas y nivel de la docencia) el uso del power point en las clases. Me parece una herramienta positiva por muchos aspectos: puede ser más atractiva visualmente, facilita la comprensión de la letra, permite el hipertexto... Pero cada vez veo más un mal uso de la misma. 

Tanto profesores como ponentes en general tienden a rellenar de arriba a abajo las diapositivas, con una letra muy pequeña e ir leyendo: grave error. El power point NO son unos apuntes completos, es una herramienta de comunicación para resaltar las ideas principales de lo que se quiere exponer, no para incluir toda la información y hacer lo que se está llamando entre muchos universitarios "karaoke". Si se quieren incluir los apuntes en las habituales "aulas virtuales" debe usarse el swriter o cualquier otro software parecido para edición de textos (mi recomendación).

Por mi experiencia, son mucho más útiles los power points con muy poco texto (a penas tres o cuatro ideas principales) y, si se quiere hacer más atractivo incluir imágenes representativas. Incluso he visto power points que, únicamente con una palabra y una imagen, me han hecho recordar mucho más un concepto o idea que un párrafo entero. 

Además, a pesar de todos los formatos digitales, no se debe perder la pizarra. Siempre es útil para hacer esquemas que mejoren la comprensión, apuntar ideas complementarias que no se vayan a desarrollar mucho o escribir cualquier otra cosa. La pizarra no es prescindible.

Pero, sobre todo, lo que reivindico es que no se pierda ni se desprecie la importante labor docente y lo que cada vez está peor visto: la clase magistral. Hay que seguir dando esas clases porque es la mejor forma de transmitir conocimientos a pesar de que se pueda hacer más interesante apoyándose en ejemplos, ejercicios prácticos o, como la actual moda: el power point. Pero todo ello sin perder la labor de los profesores tal y como ha sido siempre, que es fundamental.

Los power points a modo de apuntes colgados en el aula virtual y los profesores haciendo karaoke lo único que está consiguiendo es estudiantes que cada vez se aburren más en clase y pierden la atención (para escuchar lo que se lee no hace falta un profesor, basta con leer) y fomentar la ley del mínimo esfuerzo en la que sin ir a clase ,y simplemente estudiar lo que te ofrecen colgado, apruebas y punto. Nada de tomar apuntes, interesarse en el tema, buscar información alternativa o aprender: sólo leer, memorizar y borrar tras el examen.





2 comentarios: Leave Your Comments

  1. Estoy de acuerdo, es un buen apoyo bien utilizado.

    ResponderEliminar
  2. La pizarra es fundamental, las clases magistrales también y... las nuevas tecnologías, me flipan, siempre y cuando, como tú bien dices estén bien utilizadas. Aunque creo que como es mucho trabajo preparar una buena presentación habrá algunos profesores que igual que les amarilleaban los apuntes, les amarillearán las presentaciones :-) Un saludo.

    ResponderEliminar